Sudán deroga la pena de muerte para las relaciones homosexuales, aunque mantiene la cadena perpetua

WILLY MEDINA WILLY MEDINA

El Gobierno de Sudán ha derogado la pena de muerte para las relaciones homosexuales, aunque mantiene como pena máxima la cadena perpetua. 

El Consejo Soberano de Sudán aprobó nuevas leyes así como enmiendas a las leyes existentes. Las reformas legales incluyeron la eliminación de la pena de muerte y la administración de 100 latigazos como castigo por relaciones sexuales consentidas entre personas del mismo sexo.

Aunque el artículo 148 del Código Penal de 1991, conocido como la Ley de Sodomía, sigue vigente con una pena de prisión no superior a 7 años para las personas declaradas culpables, continúa la incidencia por la decriminalización. De acuerdo con la Organización de Defensa de las Personas LGBTIQ+ del Sudán, Bedayaa, el movimiento LGBT del Sudán se siente alentado por las reformas legales y sigue luchando por la decriminalización. En la actualidad, Nigeria, Mauritania y Somalia tienen la pena capital para el delito de homosexualidad: Pan Africa ILGA sigue apoyando la incidencia por la protección y el reconocimiento de las personas LGBTIQ+ en el continente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *