Homofobia Noticias LGBT

Silenciados y amenazados de muerte, los afganos de la comunidad LGBTIQ+ viven escapando de los insurgentes. “Antes nos enviaban a la cárcel, ahora nos matarán en el acto”, dijeron.

Tras el retorno de los talibanes, la comunidad LGBTIQ+ de Afganistán vive bajo amenaza de muerte. Así lo han evidenciado diversas voces de la diversidad en diálogo con Vice News: “La única diferencia entre antes y ahora es que antes nos enviaban a la cárcel, ahora nos matarán en el acto”.

A principios de mes, Sulaiman se escapó de su ciudad natal. Es de Kunduz, una de las primeras ciudades afganas en caer en manos de los insurgentes antes de que el grupo extremista se apoderara del país el 15 de agosto.

Kunduz fue ocupada brevemente por los talibanes en 2015 y 2016. Cuando Sulaiman leyó la noticia de que las tropas estadounidenses se estaban retirando de Afganistán, huyó desenfrenado.

“He visto el tipo de castigos que le daban a la gente, especialmente si son queer”, dijo Sulaiman desde un lugar no revelado. Él es gay. Su nombre y los de otras fuentes se han cambiado para proteger su identidad.

“No le he dicho a ningún afgano que soy gay. Sé que se lo dirán a los talibanes, y ese será mi fin”. Sulaiman está huyendo y buscando una forma de salir del país.

Las personas LGBTQ+ siempre han vivido vidas secretas en Afganistán, donde la homosexualidad es condenada como inmoral. Para los jóvenes afganos que ya tienen un conflicto sangriento que vivir, las identidades queer rara vez se discuten.

Según el código penal afgano, el acto sexual entre dos hombres es catalogada como “pederastia” y se castiga con una pena de prisión prolongada. Algunos funcionarios talibanes dijeron anteriormente a los medios de comunicación que los hombres homosexuales serían castigados con la muerte bajo su régimen.

Las leyes de la sharia en otros países islámicos como Indonesia y Malasia también prohíben la homosexualidad, pero sus métodos de castigo palidecen en comparación con la interpretación que le han dado los talibanes, quienes incluyen lapidación, mutilación y ahorcamiento.

Los funcionarios talibanes aún no han hecho una declaración sobre los derechos LGBTQ+ desde su toma de posesión el 15 de agosto. VICE se puso en contacto con Suhail Shaheen, portavoz de los talibanes para los medios internacionales, pero no respondió.

Rani, una mujer afgana que es lesbiana, dijo a VICE que los talibanes ven a la comunidad LGBTQ+ como “peor que los animales”.

“Como mujer, perderé la libertad de estudiar, trabajar y vivir libremente. Como miembro LGBTQ+, ni siquiera me reconocen”, añadió. Muchas fuentes queer con las que habló VICE compartieron mensajes de sus amigos poco después de la ocupación de los talibanes.

“Me estoy volviendo loco. No puedo continuar con esta vida. Soy gay y no he salido de mi casa esta semana”, decía otro. Algunos mensajes llevaban pensamientos suicidas e intenciones de autolesión.

Omid, que no ha conocido una vida sin guerra en Afganistán, dijo que la gente queer “simplemente no puede sobrevivir al bárbaro gobierno de los talibanes”.

“Créame, si descubren que soy gay, me ejecutarán a tiros en el acto”, dijo el joven de 21 años. “Los talibanes han pronunciado discursos sobre perdonar a los afganos. Eso es solo una postura para el mundo. No es real.”

La gigantesca operación de evacuación de Kabul, calificada por el presidente estadounidense Joe Biden como “una de las más difíciles de la historia”, continúa en condiciones caóticas para ayudar a afganos y extranjeros a huir de un país que cayó en manos de los talibanes.

Unos 6.000 militares estadounidenses fuertemente armados controlan el aeropuerto de Kabul, mientras que los talibanes patrullan las calles circundantes, impidiendo que muchos afganos lleguen al congestionado aeropuerto.

Estados Unidos, que preveía evacuar más de 30.000 personas entre nacionales y civiles afganos a través de sus bases de Kuwait y Qatar, ya sacó a más de 13.000 personas desde el 14 de agosto.

Aunque miles ya pudieron salir, aparecen acusaciones contra los talibanes por restringir el acceso al aeropuerto y por perseguir a afganos que trabajaron para la Otan.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *