Detalles del Video

  • Fecha: Enero 2020
  • Beneficiario: Manuel S
  • Ciudad: Ancón, Lima

Descripción del caso

Samuel llegó de Venezuela en el 2018. Llegó junto a casi un millón de sus compatriotas, huyendo del hambre y la falta de oportunidades. Llegó siendo VIH positivo. En su país, no había tenido oportunidad de llevar tratamiento retroviral porque el sistema de salud, colapsado, no se lo permitía. Aquí, aunque pudo llevarlo, prefirió no hacerlo: tenia miedo por su estado migratorio.

Trabajó como personal de limpieza en un mercado, vendiendo comida en una feria, cuidando pollos en una granja. Sobrevivió. El VIH se transformaba en SIDA y una tarde, en el trabajo, perdió el sentido. Lo llevaron de emergencia al hospital. Estaba en Fase SIDA.

Solo, enfermo y sin dinero, en un país que no era el suyo, lejos de su madre y hermanas, la muerte asomaba como látigo sobre su alicaída esperanza. En ese momento lo conocimos. Un enfermero nos puso al tanto del chico venezolano abandonado que no tenía añales ni medicinas y cuyos pulmones deteriorados parecían no tener remedio.

Lo encontramos llorando. Nos dijo que no quería morirse y, que no quería que el mundo sepa que tenía SIDA, que su madre creía que estaba trabajando en ese precios momento, que tenía miedo de dejarla sola.

Asistimos a Manuel con pañales y medicinas. Lo acompañamos. Tomando nuestra mano murió pidiendo que le digamos a su mamá y sus hermanas que las amaba con el alma.

Refugiados venezolanos

Más de un millón de venezolanos han llegado a Perú buscando trabajo y oportunidades. Miles de ellos son personas LGBT. Ellos enfrentan discriminación, falta de oportunidades y necesidades de alimentación y salud.

Sin acceso a salud

Miles de personas LGBT llegadas de Venezuela, no reciben las atenciones en salud que necesidad. Y muchos, diagnosticados con VIH o TBC, enfrentan pobreza extrema por lo que carecen de una alimentación adecuada.

Crisis sanitaria

Miles de venezolanos portadores del VIH han abandonado su país por la crisis en búsqueda urgente de tratamientos antirretrovirales, un drama que, según alertaron expertos, requiere de hojas de ruta para su atención como parte del reto migratorio que vive América Latina.

La situación en Venezuela ha generado que quienes padecen VIH tengan que buscar ayuda por fuera o esperar en una lista a que el sistema de salud pueda darles antirretrovirales, que no llegan ante la falta de insumos.