Luis fue mutilado con un machete por ser gay; su agresor salió de la cárcel

ROBERT VILLA ROBERT VILLA

Luis Álvarez Campuzano, un adolescente de 17 años de edad, fue víctima de un ataque de odio y homofobia, luego de que un hombre lo atacó con un machete quitándole su brazo.

El pasado 11 de agosto, el caso de Luis se volvió viral en redes sociales, después que organizaciones defensoras de los derechos humanos iniciaron una campaña de fondeo para apoyarlo tras perder su brazo en un acto de discriminación.

En Twitter, la organización Colombia Diversa pidió ayuda a los usuarios en redes para recaudar fondos para Luis, un joven e integrante de la comunidad LGBT+ que vive en Altos del Rosario, un barrio de difíciles condiciones económicas, en la ciudad de Sincelejo, Colombia.

Durante mucho tiempo, Luis ha sido víctima de discriminación, acoso y intimidación por su orientación sexual.

El pasado 30 de julio, como había sucedido antes innumerables veces, un vecino de su misma edad llamó a Luis con palabras ofensivas, relacionadas con su orientación sexual. En medio de la discusión, el vecino tomó un machete y le cortó parte del brazo.

Tras la agresión, el agresor fue a parar a la cárcel, sin embargo, por un error en el proceso quedó en libertad.

“Este caso demuestra la ausencia de políticas de prevención de la violencia y discriminación contra jóvenes LGBT en ámbitos como la familia, entornos comunitarios y las instituciones encargadas del bienestar y educación de niñas, niños y adolescentes”, sentenció Colombia Diversa.

Las organizaciones brindaron acompañamiento al caso de Luis, y pidieron a la ciudadanía donaciones para comprar una prótesis funcional que le permita llevar una vida digna, atención integral en salud en otra ciudad, pues en Sincelejo no existen las herramientas suficientes para el tratamiento que Luis requiere, acceso a los mejores especialistas, suplir sus necesidades básicas, y medios indispensables para su educación, como una laptop de calidad.

“Hoy es Luis y la pérdida de su brazo, pero el bullying o matoneo a personas LGBT en la adolescencia es sistemático en Colombia. Apoyar a Luis, no solamente le permitirá ganar la batalla contra las prejuicios y cumplir con sus metas, sino que será un mensaje contundente en contra de la discriminación”, se puede leer en la plataforma de fondeo Vaki.

Tras hacerse viral el caso de Luis, en menos de 24 horas se logró la primera gran meta.

“Luis podrá tener una prótesis funcional en otra ciudad, un tratamiento con los mejores especialistas, un servicio de Internet óptimo durante un año y un computador para estudiar. Muchas, muchas gracias a cada persona que contribuyó. Luis y su familia están profundamente agradecidos. La vaki seguirá abierta, pues cada donación seguirá contribuyendo a garantizarle a Luis una vida digna y enviar en un mensaje a todos los jóvenes LGBT, para que vivan en un mundo más justo e incluyente”, añadieron.

De acuerdo con Colombia Diversa, el caso de Luis no es aislado, pues un estudio del Instituto Williams, de la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA), en el que entrevistaron 4.867 personas LGBT en Colombia, encontró que la mayoría de los hombres gay (71%) experimentaron agresiones verbales durante su vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *