Cine y TV

IT´S A SIN, la serie gay sobre el SIDA que no puedes perderte

Russel T. Davis es uno de los creadores televisivos no solo más importantes, sino con más impacto en la historia de la televisión en los últimos 20 años. A él le debemos la incepción de la miniserie británica Queer as Folk, que rompió paradigmas sobre la figura de hombres y mujeres homosexuales a finales de los noventa.

Sobre este camino, Russel ha seguido explorando temas alrededor de la comunidad LGBTTTI, incluso, atreviéndose a politizar y profundizar más el tema como en Year & Years de 2018. También es el caso de It’s a Sin, su nueva entrega también para HBO y que se puede ver ya en HBO Max.

A 40 años de los primeros casos, Russell destapa sus experiencias personales acerca de la epidemia del VIH y el Sida en el Reino Unido. Compuesta por cinco episodios, enmarca una entrañable historia a través de cinco amigos que, por deseo o por abandono, salen de sus casas para empezar a disfrutar la vida en Londres, Inglaterra.

Con grandes esperanzas y promesas por delante, observamos su paso en el tiempo a lo largo de 10 años (desde 1981 a 1992), en los que su descubrimiento no solo personal, sino sexo afectivo, se vuelve la clave: al tiempo que se mostraban no solo como compañeros de vida, sino como cómplices, también les llegaba una noticia de fuera sobre una “plaga gay” que estaba azotando en Estados Unidos.

Es aquí donde todo se pone interesante, pues es Ritchie (Olly Alexander), protagonista de la serie, quien se encarga de borrar y negar la noticia en su entorno. Cimbrados por el desconocimiento y por el miedo, Jill (Lydia West), la única mujer del grupo comienza a ser testigo de cómo “inexplicablemente” sus amigos comienzan a desaparecer.

Este es el pretexto para comenzar a hablar de la respuesta tardía de los gobiernos y la incredulidad de algunos sobre la epidemia del Sida, así como la criminalización y el miedo latente a algo hasta la fecha desconocidos por muchos, debido al estigma. Esto permite traer a la serie al presente sin ningún problema; uno en el que justamente, hemos sido testigos de una epidemia en la que aún no sabemos cómo existir.

Con un gran soundtrack y una estética poética y sólida, It’s a Sin resulta ser también un gran homenaje a esas mujeres que visibilizaron y acompañaron la lucha de miles y millones de hombres homosexuales por desaparecer o morir a causas “desconocidas”. Y aunque no es perfecta —de pronto tiene el pecado de ir demasiado rápida—, sí es justa con el retrato de su época y con la visión del VIH y el Sida desde nuestra época, siendo clara y contundente con lo que tiene que decir: el virus, la enfermedad, la ignorancia, el miedo y la fobia. Temas que permanecen presentes por el simple hecho de que seguimos viviendo en una epidemia que aún no se ha terminado.

Cine y TV

KATE MOSS es madrina de una BODA GAY

El modelo australiano Jordan Barrett se ha casado con su novio Fernando Casablancas en una boda íntima en Ibiza.

El pasado 11 agosto, el australiano de 24 años se casó con el también modelo y artista en la isla balear. Fue una ceremonia de lo más discreta a la que solo asistieron quince personas.

Fernando, de 23 años, es el hermano menor del cantante de The Strokes Julian Casablancas.

Daily Mail Australia señala que, aunque la boda de la pareja fue pequeña, la lista de invitados incluía nombres de relevancia para el mundo de la moda como Kate Moss y Georgia May Jagger, entre otros. En esta lista de celebridades también destacaba el dramaturgo Jeremy O. Harris.

“El champán y los cócteles fluían”, contó una fuente anónima al diario. “Fue muy relajado. Kate sacó los anillos y se aseguro de que fueran especiales para ellos”, añadió. “Fue muy espontáneo, pero su planificadora de bodas Lisa Benson, que trabaja en IMG, movió algunos hilos para asegurarse de que fuera un momento único, ya que su familia australiana no pudo asistir”.

La pareja vistió de negro. Mientras Jordan optó por un traje de seda, con camisa sin mangas que llevaba desabrochada y que combinaba con los pantalones, Fernando prefirió una blusa sin mangas de malla negra y también a juego.

Un cazatalentos de modelos descubrió a Barrett cuando tenía 14 años y le fichó para la sucursal australiana de la empresa IMG Models. Desde entonces, el australiano ha aparecido en campañas para Tom Ford, Balmain, Versace, Moschino…

No hace tanto, el 20 de julio, Jordan anunció en Instagram que se había comprometido con su pareja. Sin embargo, no dio más detalles, simplemente declaró que se estaba “comprometiendo con un nuevo capítulo” de su vida.

DESCARGA INFOGRAFÍA